viernes, 4 de marzo de 2011

Ishtar


Su nombre, de origen babilónico, hace referencia al firmamento. En la mitología mesopotámica era la diosa del amor y la guerra, de la vida, de la fertilidad, recibiendo otros títulos como Reina del Cielo y Señora de la Tierra. Ishtar representa el arquetipo de la Diosa madre.



Es una gata ágil, traviesa y curiosa. Le gusta mirar por la ventana durante largos ratos, observando a la gente caminar por la calle, a las ramas de los árboles moverse, y se emociona cuando ocasionalmente alguna paloma pasa cerca. Le gusta la compañía, sobre todo al quedarse dormida, siempre busca a alguien que le proporcione calor y se apoya en su cuerpo para sentirse recogida. Mientras duerme, poco a poco se estira acoplándose a lo que tiene alrededor, a veces hasta quedarse totalmente estirada como una línea recta.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

pues a mi me parece un gato
carlos

Hopper dijo...

Emite todo tipo de sonidos y maullidos derivados de "prrí" y "prr" y últimamente le da por restregarse contra las barbillas. Sería la reina de las gatas de no ser por una gatusa llamada Mugre que siempre le muerde el cuello y le lame la cara (¡y lo que no es la cara!).